Prepare su casa para los meses de frío

Prepare su casa para los meses de frío La opción a elegir para conseguir una decoración cálida y acogedora son los colores cálidos como los crema, beige y marrones suaves. Foto: Thinkstock

Agencias

Como ya parece que el Otoño, sus bajas temperaturas se están instalado poco a poco en nuestras vidas tras un larguísimo verano, llega el momento de preparar nuestro hogar para disfrutar de esos días de estar cómodamente en casa y ver la nieve caer a través de la ventana.

Ha llegado el momento de llenar nuestras casas de alfombras, cojines, cortinas y mantas para convertir nuestro hogar en un nido que nos proteja del frío exterior. Además con la calefacción, es posible contrarrestar la bajada de temperaturas con una decoración acogedora y cálida. Estas son algunas ideas cálidas para los días de frío:

Chimenea: no todo el mundo tiene la suerte de disponer de una pequeña chimenea en casa. Para los afortunados, no solo sirve para dar calor, sino que también llega a ser un elemento decorativo de primer nivel gracias a su cálido juego de luces y al tranquilizador chasquido de la madera mientras la consume el fuego.

Colores cálidos: la opción a elegir para conseguir una decoración cálida y acogedora son los colores cálidos como los crema, beige y marrones suaves. También los rojos e incluso los azulados y violetas pueden funcionar muy bien.

Alfombras: no hay nada mejor en invierno que levantarse y notar al tacto suave de una alfombra bajo los pies. Esa sensación de calor se potencia también a través de la vista. Los modelos con mayor grosor de pelo largo o tejidos en bucle generan más calidez.

Luz acogedora: luces bajas y cálidas encendidas para decorar su salón. No olvide usar muchas velas, además de pequeñas fuentes de calor, son muy evocadoras.

Cortinas: Las ventanas son entradas naturales de frío en las casas. Las cortinas pueden mantener la calidez del ambiente si optamos por tejidos con peso, como el terciopelo, con estampados alegres. Los modelos forrados, con una tela diferente por cada lado, tienen más grosor que los sencillos y aíslan mejor del frío.

Fundas, cojines y mantas de sofá: nadie pretende cambiar la tapicería del sofá cada temporada. Sin embargo, una funda puede variar su aspecto en función del clima. Los tejidos de microfibra, con acabados que imitan el terciopelo y la pana, son una excelente opción para los meses de invierno. Y no olvides de ‘coronar’ la decoración del sofá con una buena manta, tu mejor amiga para las siestas invernales.

Ropa de cama: apuesta por textiles mullidos. Busca una funda que tenga un estampado diferente en cada cara: en una gama de color cálida por un lado, y en tonos refrescantes -con predominio del blanco- por otro. A la hora de dormir, sabanas de franela y mantas de pelo o lana que, además de dar calor, tienen una textura francamente agradable.

 

    •  COMPARTIR:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*