Puntos de Vista

Nuestro Ambiente Sufre Ataques Bajo el Liderazgo de Trump

Por: María Cardona

Los resultados de una encuesta hecha por Reuters/Ipsos indican que más del 60 por ciento de estadounidenses desean fortalecer la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) o mantenerla operando sin cambios. Eso representa una gran mayoría de la ciudadanía que se opone a disminuir las regulaciones ambientales. Las personas quieren ver un planeta limpio. De la misma manera, una encuesta hecha por Gallup descubrió que la preocupación sobre el cambio climático está al nivel más alto desde hace ocho años, con Republicanos y Demócratas expresando alta preocupación.

 

Los hispanos quieren que el gobierno sea un protector del medio ambiente. Es así de simple. La comunidad latina apoya acción para proteger el ambiente quizás más que cualquier otro grupo demográfico, con un 54 por ciento de latinos quienes señalan que el cambio climático es un tema de alta importancia para ellos.

 

El presidente Trump firmó su acción ejecutiva de “independencia de energía” el martes 28. Los reportes anuncian que la acción ejecutiva desmantelará el plan de energía limpia de Obama, una legislación que limita emisiones de gases de efecto invernadero. Adicionalmente, su orden va a retroceder las normas de eficiencia de combustible y los estándares de autos de energía limpia. Trump planea revocar la prohibición de arrendamientos de carbón en tierra federal, según el testimonio de alguien cercano a la Casa Blanca.

 

¿Qué tan agresivamente atacará esta administración a nuestras protecciones ambientales? Los números son desgarradores. La administración propone una reducción de 8.1 mil millones de dólares del presupuesto de la EPA, con una reducción de 70 por ciento a las iniciativas climáticas. Planean cortar programas como la oficina de justicia medio ambiental, la oficina responsable de limpiar comunidades de bajos recursos, muchas de las cuales están ubicadas en regiones industriales deprimidas, comunidades que Trump prometió ayudar durante su campaña presidencial.

Esta orden ejecutiva traerá varios daños a nuestro ambiente, incrementará las amenazas a nuestra salud, afectará a los consumidores y pondrá frenos al progreso de energía limpia que ha creado millones de trabajos de buen sueldo. Ahora que los hispanos representan una gran parte de los trabajadores estadounidenses no hay duda alguna que la orden de Trump tendrá un gran impacto en la comunidad latina.

La selección de Trump para liderar EPA, el ex fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt (R), subió a la prominencia luchando contra el plan de protección climática de Obama en cortes federales. Pruitt es amigo de la industria de combustibles fósiles, y dijo en CNBC que él no considera que el “dióxido de carbono es el contribuyente principal del calentamiento global”.

 

La selección de Trump para secretario del Interior, el representante Ryan Zinke, de Montana, es un abogado vocal de las tierras públicas de los Estados Unidos, lo cual podría dar al público estadounidense un poco de alivio. Sin embargo, Zinke ha votado en contra de ambientalistas en el congreso, particularmente en relación a temas de extracción de carbón y petróleo y la perforación de gas.

 

Aunque expertos legales dicen que podría tomar hasta años para que la administración de Trump destruya el plan de energía limpia de la era de Obama, el caso está actualmente en alto por la Corte Suprema.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *