Puntos de Vista

No subestimar al candidato republicano: salgamos a las urnas

Si están prestando atención a las encuestas y todo lo que está pasando en el mundo de la política, sabrán que Donald Trump está a punto de ser nominado para la presidencia por parte de los republicanos. A pesar de esto, muchos de los líderes del partido no están listos para apoyar al magnate de bienes raíces.

Empezando por los más recientes presidentes de su partido, George W. Bush y George W.H. Bush, quienes ya anunciaron que no apoyarían a Trump ni asistirían a la convención republicana en agosto. De la misma manera, el senador John McCain y Mitt Romney, que representaron a ese partido en las últimas dos elecciones y perdieron, también dijeron que no apoyarían o asistirían a la convención de Trump.

Dentro del congreso es un poco más dividido ya que el senador Mitch McConnell, el líder de la mayoría en el Senado, dijo que sí apoyaría a Donald Trump. Lo mismo no se puede decir del presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que aseveró que todavía no está listo para apoyar a Trump, aunque éste es el único candidato restante, citando diferencias de opinión en varios temas.

A pesar de la división entre los republicanos cuando se trata de Donald Trump, la gran mayoría de ellos lo apoyarán al final; solo es cuestión de tiempo. El jueves 12, Donald Trump llegó a Washington a reunirse con los republicanos de la Cámara de Representantes, los líderes republicanos del Senado y con el presidente del Partido Republicano. Reuniones muy importantes ya que al ser nominado en Cleveland este verano, Donald Trump se convertirá en el líder de ese partido.

En Washington el empresario fue recibido, como lo es de costumbre, con protestas en contra de su marca de racismo y xenofobia. Algo curioso es que una de las razones por la cual Paul Ryan y Donald Trump no se ven ojo a ojo es por su diálogo divisivo que está arruinando al Partido Republicano. El negarle el paso a los musulmanes y amenazar con construir una pared en toda la frontera son temas que preocupan al presidente republicano de la cámara.

Esta semana fue publicado el hecho de que desde que Donald Trump anunció su candidatura, la cantidad de gente naturalizándose y convirtiéndose en estadounidenses ha aumentado en gran manera. En los primeros tres meses de este año, la cantidad de hispanos inscritos para votar creció el doble comparado con el año 2012. En el estado de Texas, las ceremonias para convertirse en ciudadanos han crecido a un poco más de 2 mil 200 por mes. Lo bueno es que el 80 por ciento de estos nuevos ciudadanos también se están inscribiendo para votar, muchos de ellos impulsados por el peligro de Trump.

A pesar de todas las protestas, no podemos dar nada por sentado en estas elecciones. Después de ser nombrado como el virtual candidato, Donald Trump empata en algunas encuestas estatales con Hillary Clinton. Esto significa que Donald Trump pudiera llegar a ser presidente si no lo tomamos en serio.

No solo es tomarlo en serio, también tenemos que inscribirnos y salir a votar en noviembre, todos unidos, algo que ya está empezando dentro de nuestra comunidad.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *