Puntos de Vista

Lo que tenemos que perder si le damos una chance a Trump

“¿Que tienen que perder?”, preguntó Donald Trump esta semana a las comunidades latinas y afroamericanas, buscando averiguar por qué no le dan una chance. Parece que Donald Trump por fin se dio cuenta que su estrategia basada en xenofobia, racismo e intolerancia hacia grupos minoritarios no está funcionando.

En las últimas encuestas, el apoyo hacia Trump entre los latinos está entre 11 y 20%. Entre los afroamericanos, su apoyo es aún más bajo, con solo 2 a 8% de la comunidad apoyándolo. Comparado con Hillary Clinton, que tiene el apoyo de 73% de los hispanos y el 87% de los afroamericanos, Trump todavía tiene mucho camino por recorrer.

Volvamos a la pregunta planteada por el magnate de bienes raíces, “¿qué tienen que perder? La pregunta está basada en la imagen que Trump tiene cuando se trata de nuestras comunidades de color. Para él, las comunidades minoritarias están viviendo en miseria total, bajo campos de batalla en sus propios barrios y sin escape alguno. Problemas que, según su campaña, sólo Trump puede arreglar.

No importa cuánto Donald Trump trate de alcanzar nuestras comunidades, su versión distorsionada sobre las realidades que viven las personas de color le va a costar mucho. ¿Será que Donald Trump piensa que nos vamos a olvidar de todos los insultos y comentarios degradantes hacia nosotros?, ¿o que nos quiere dividir racialmente para ganar votos?
Esto es lo que Donald Trump está haciendo. Una mano la utiliza como escudo para cubrir su racismo e intolerancia, mientras que con la otra arremete contra nuestras comunidades. Mientras busca ganar nuestros votos, Donald Trump se gastó 4 millones de dólares en una propaganda atacando a los inmigrantes y a los refugiados de Siria con mentiras, todo para dividirnos.

Pues a Donald Trump le podemos decir que tenemos mucho que perder si tomamos una
oportunidad en él. Tomar una chance en Trump significaría la pérdida de la ley de salud del Presidente Obama, que le facilita la compra de seguro médico a 10 millones de latinos. Perderemos los avances hacia el cuidado al medio ambiente ya que Trump promete reinvertir en el uso de carbón para usarlo como energía, algo muy dañino para el medio ambiente.

También perderemos los avances en la reforma del sistema judicial como la más reciente prohibición del uso de cárceles privadas, un tema que desproporcionadamente afecta a comunidades minoritarias. Con Donald Trump se extinguiría una reforma migratoria justa, con un camino hacia la ciudadanía.

Con Trump, perderemos la fe en crear una sociedad más igualitaria donde las mujeres ganen igual que los hombres por el mismo trabajo, donde el sueldo mínimo alcance para vivir, donde puedas practicar cualquier religión que quieras o amar a quien te dé la gana sin ser discriminado por tu propio gobierno. Trump pregunta ¿qué perderemos? Pues la respuesta es ‘mucho’, incluyendo nuestra dignidad y respeto.

Poco a poco, entramos en los últimos días de la administración del presidente Obama y aunque Donald Trump no lo pueda ver estamos mejor gracias al liderazgo del presidente Obama y los demócratas. Bajo el liderazgo de Hillary Clinton, continuaremos los esfuerzos de Obama de crear un país más igualitario, que funcione para todos, sin barreras que impiden alcanzar el sueño americano.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *