Puntos de Vista

Llamen a sus senadores para advertirles sobre la nueva ley de salud

Por: María Cardona

¡Amigos! El pueblo unido, jamás será vencido. Sus llamadas a los miembros del Senado están funcionando ya que logramos descarrilar –por el momento- el nuevo plan de cuidado de salud, el cual deja a  22 millones de estadounidenses, incluyendo a unos 6 millones de latinos, 1 millón de ellos niños, sin seguro médico. Esto es lo mejor que Donald Trump y los republicanos en el congreso pueden hacer ya que su enfoque principal en esta nueva ley es darles un recorte de impuestos a los más ricos sobre las espaldas de los más necesitados.

Nadie debe sufrir enfermedad sólo por ser pobre y cuando el presidente Obama pasó su ley de salud “Obamacare”, su enfoque principal fue asegurar a la mayor cantidad de personas posible y acabar con la crisis que plagaba al país… los republicanos están haciendo todo lo posible por hacer lo contrario. Ya sabemos que la ley de Obamacare no es perfecta y que requiere arreglos pero los republicanos se rehúsan a trabajar con los demócratas para arreglarla.

En vez de eso, Donald Trump y los republicanos están dispuestos a matar la ley lentamente a pesar de todas las personas que se perjudicarán en el proceso. Desde que asumió el poder el 21 de enero, la administración de Trump dejó de publicar que la ley de salud accesible existe. También han dejado de pagar a los seguros médicos lo que les corresponde, para forzarlos a dejar a personas sin cobertura, como sucedió en el estado de Ohio el mes pasado.

Los republicanos siguen diciendo que Obamacare se está desmoronando.  ¡Mentira! Eso no fuera el caso si dejaran atrás sus políticas radicales de servir a sus donantes políticos en vez de al pueblo estadounidense. No podemos dejar que esto suceda.

Los republicanos necesitan 52 votos en el Senado para poder aprobar la nueva ley.  Unos 8 senadores republicanos han dicho que se oponen.  Y todos los demócratas se oponen también.  Sabemos que esta ley es una sentencia de muerte para muchas personas y con varios republicanos opuestos a la ley están paralizados por ahora.

La Oficina de Presupuesto del Congreso, que examina todos los proyectos de ley, ha concluido que más de 22 millones de personas perderán su seguro médico. Esto se debe a los recortes al plan de Medicaid, que normalmente ayuda a niños y ancianos a conseguir cuidado asequible. Esta es la forma en que ellos consiguen esos recortes a los impuestos para sus amigos más afortunados, quitándoles el seguro médico a niños y ancianos.

De igual manera, la ley recortará una cantidad de beneficios que en estos momentos son considerados básicos, como mamografías, que resultan costosas para muchos pacientes sin seguro médico y necesarias para salvar vidas. ¿De qué te sirve tener un seguro médico barato que no cubre tu enfermedad o con deducibles tan altos que no lo puedas usar?

Al recortar muchos de los subsidios que otorga Obamacare a los más desafortunados para poder comprar un seguro médico, eso es lo que quedará: seguros médicos con deducibles carísimos que nadie podrá pagar. Sigan llamando al 202-224-3121 y pidan que lo conecten con su senador para que escuchen directamente de ustedes que esa ley de salud no ayuda a nadie. ¡No descansaremos!

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *