Puntos de Vista

La campaña Donald Trump está en crisis total

La campaña Donald Trump está en crisis total.

Revisemos lo que ha pasado:

Luego de una convención Demócrata supremamente exitosa, parece que la campaña de Donald Trump está en total decaída. Empezó la semana pasada cuando Trump invito a los Rusos a que atacaran el sistema informático de Hillary Clinton para encontrar “los mensajes de correo electrónico que faltan.” Un candidato presidencial de Estados Unidos estaba instando a una potencia extranjera hostil para que ejecuten un ataque cibernético a el país.

La noche del discurso de aceptación de Clinton en la convención democrática – cuando ella estaba diciendo las palabras “Un hombre que puede ser cebado con un tweet no es un hombre en el que podemos confiar con las  armas nucleares” – Trump estaba demostrando que ella estaba correcta porque él la atacó con una serie de tweets insultándola  y  a otros oradores de la convención.

Esto fue seguido por Trump diciendo que quería golpear a los oradores del Democratas, en particular, a un “chiquito”, con tanta fuerza que la cabeza le daría vueltas ( estaba hablando de Michael Bloomberg, el ex- alcalde de New York, quien critico los negocios de Trump).

Después Trump decido hacer un asalto sin precedentes sobre la en contra de la familia Khan, quien perdió un hijo en la guerra de Irak, y que habían hablado de Trump en la convención por no entender la Constitución de los Estados Unidos.

Y en sus eventos recientes, ha hablado mal de jefes de bomberos por no dejar que personas entren a tales eventos, acusándolos de ser demócratas que están jugando política partidista.

En una entrevista declaró en términos inequívocos que si es electo, Putin no entraría a Ukrania. Pero como el entrevistador George Stephanopoulos señaló, Putin y los Rusos han estado allí desde el 2014.

Después de declarar a principios de la campaña que él conocía bien Putin, ahora dice que nunca lo ha conocido.

Pero mira, aquí está el grano de todo esto. Donald Trump, a los ojos de muchos estadounidenses (esperemos que la mayoría, loncual las encuestas están empezando a mostrar), se ha descalificado a sí mismo del cargo más alto en la tierra.

Su serie de declaraciones que han durado más de un año, la próxima más ridícula que la anterior, que culminó en la última ronda de locuras, han contribuido a dos cosas:

La primera es la rebajar las expectativas de él – tan abajo, de hecho, que si consigue aguantarse las ganas de insultar a nadie durante uno de sus discursos, de repente se ve presidencial. (Si Hillary Clinton no da el discurso de Gettysburg, es un desastra… osea).

El segundo es la posibilidad de demasiada confianza de parte de los demócratas y los estadounidenses que creen en su corazón que alguien tan cretino, tan inepto, que practica la diarrea de la boca sobre una base diaria y que ha denigrado a casi todos, no puede ganar la presidencia.

El bajo nivel de expectativas y demasiada confianza son exactamente cómo Trump gana.

Ahora estamos viendo un incremento de apoyo después de la convención para Hillary Clinton, poniéndola en promedio de 8 a 10puntos por delante de Trump en la mayoría de las encuestas nacionales. Los se demócratas se sienten sin duda, aliviados. Pero no podemos bajar la guardia. Hillary necesita estar alerta, y levantarse cada mañana como si estuviera 10 puntos atrás, con su espalda contra la pared y luchando cada día para comunicar su mensaje optimista, de unidad y prosperidad para todos.  Y que todos salgamos a votar.  Así es que Hillary gana.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *