Puntos de Vista

Juntas podemos cambiar el mundo pero luchando por nuestros derechos

Esta semana electoral está dedicada a las mujeres, quienes componemos más del 53 por ciento de la población votante. La ex secretaria de Estado Hillary Clinton, después de tener una gran noche el martes pasado y acumular 284 delegados más, ya es considerada como la ganadora de las primarias del Partido Demócrata.

Esta semana  Hillary ganó los estados de Connecticut, Maryland, Pennsylvania y Delaware, con márgenes muy cómodos. El senador Bernie Sanders ganó el estado de Rhode Island, y queda descalificado matemáticamente de este concurso electoral.

Los republicanos también dejaron mucho que decir ya que Donald Trump también tuvo una muy buena noche ganando todos los estados que estaban en juego. Ya prácticamente está fijada la batalla electoral para noviembre y será entre Hillary Clinton, y el magnate de bienes raíces, Donald Trump.

La gran victoria de Hillary Clinton, que está a punto de convertirse en la primera mujer nominada por uno de los partidos políticos principales del país, es algo histórico y muy emocionante. Durante su discurso de victoria, Hillary tuvo la oportunidad de atacar a Donald Trump ya que el candidato republicano decidió señalar que “ella sólo está ganando porque es mujer”, y que “si fuera hombre no obtendría ni el 5% del voto”, exclamando que está utilizando su “carnet de mujer” para ganar votos. ¡Qué patético!

Como siempre, Hillary Clinton respondió extraordinariamente bien diciendo que “si luchar por la salud de las mujeres, por el derecho a tener permiso de maternidad, o luchar para que a las mujeres les paguen lo mismo que a los hombres es utilizar su carnet de mujer, estoy dispuesta a enseñarlo”.

Entendiendo que los republicanos tienen un gran problema con las mujeres, gracias a todos los insultos de Trump, el senador Ted Cruz, en un momento de desesperación para su campaña y en un hecho sin precedentes, anunció que si ganara la nominación de su partido, la expresidenta de Hewlett-Packard, Carly Fiorina, sería su vicepresidenta. Sí, la misma Carly Fiorina que fue precandidata fracasada del partido y que despidió a 30 mil empleados cuando era presidente de su compañía. A pesar de lo curioso y raro que fue este anuncio de Cruz, es bueno saber que estén conscientes del poder que tenemos las mujeres en el país, no sólo como madres y esposas, sino también como jefes de familia, ejecutivas y sobre todo por constituir la mayor parte de la población.

Con el anuncio de Fiorina como su vicepresidenta, Ted Cruz piensa engañar a los votantes ya que el senador de Texas es el primero en atacar los derechos reproductivos de las mujeres y eso no va a funcionar.

Si los republicanos llegaran a la Casa Blanca y lograran hacer todo lo que han prometido, vamos a terminar todas descalzas, embarazadas y en la cocina a la merced de los hombres.

Amigas y amigos, como mujeres, tenemos muchas responsabilidades y juntas podemos cambiar el mundo pero tenemos que luchar por nuestros derechos. Las mujeres son las que pagan las cuentas, las que manejan el hogar, las que cuidamos a nuestros hijos y las que manejan empresas y estas elecciones están en nuestras manos. Saquemos a nuestras familias a votar y juntos haremos de este país un poco más igualitario para todos.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *