Puntos de Vista

Hay mucho que hacer para proteger el medio ambiente

Sabemos que Donald Trump piensa que el cambio climático es un mito creado por los chinos, todo lo contrario a lo que ofrece la evidencia de científicos mundiales.  Y como lo prometió, Donald Trump está dispuesto a olvidarse del medio ambiente. Después de sacarnos del “Acuerdo de París” Donald Trump y su administrador de la Agencia de Protección Ambiental, Scott Pruitt, quitaron el Plan de Energía Limpia implementada por el presidente Obama.

 

Con este nuevo acontecimiento, las compañías contaminadoras tendrán un pase libre para aumentar sus ganancias sin importar el riesgo que corran la salud y la seguridad de nuestros hijos. Como hemos visto solo en este mes, el cambio climático está empeorando, causando desastres por todo el hemisferio. Y al quitar este plan, Trump y sus aliados pueden acelerar el calentamiento de la Tierra.

 

Igual que todo lo que es importante para nuestra comunidad, Donald Trump está enfrentando al 75% de los latinos en este país que, según las encuestas, creen que el presidente y el congreso tienen que tomar una acción enérgica para proteger al medio ambiente.

 

La mayoría de los latinos creen en la necesidad de proteger el medio ambiente porque afecta el planeta donde vivimos. La mayoría reside en estados que han sufrido mucho con el cambio climático, como California, Florida y Texas. También somos una población que está en riesgo de sufrir de enfermedades respiratorias, como el asma, que afectan la calidad de vida de la comunidad.

 

Otra razón por la cual nos debería de preocupar el cambio climático es por el daño económico que desproporcionadamente afecta a la comunidad latina por la falta de recursos. Muchos en nuestra comunidad también dependen del sector agrícola para alimentar a sus familias. Y entre sequias, incendios y huracanes, el clima extremo está causando tensión un ese sector de la economía.

 

Esto es algo que Donald Trump debe saber muy bien ya que desde que Puerto Rico fue destruido por dos huracanes no se cansa en recordarle a los puertorriqueños cuánto está gastando el gobierno federal para ayudarlos. Aclaremos que la cantidad de dinero reservado para la reconstrucción de Puerto Rico no es ni la fracción del que recibió Texas o La Florida. Es una grosería para los 3.5 millones de estadounidenses que pagan impuestos y viven en la isla.

 

Si Donald Trump quiere hablar de ahorrar dinero, tiene primero que sacarse de la cabeza que el cambio climático es un mito inventado por los chinos. La prueba está en los más de mil millones de dólares que va a costar reconstruir Houston, Miami y la isla entera de Puerto Rico. La economía del futuro está basado en una economía verde, que cree trabajo y que ofrezca oportunidades para los latinos y todos los estadounidenses.

 

El presidente tiene que ponerse a trabajar para todos los estadounidenses. El cambio climático es real y hay mucho que podemos hacer para protegerlo.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *