Puntos de Vista

Futuro del sistema de salud está en manos de los republicanos moderados

Por: María Cardona

Mientras que los medios de comunicación se enfocaban en las polémicas investigaciones por parte del departamento judicial hacia la campaña de Trump y una posible colusión con los rusos para sabotear las elecciones, los republicanos en el congreso estaban en las cuevas del Capitolio escribiendo una nueva ley de salud que reemplazará a Obamacare si fuese firmada como ley.

Trumpcare, como le dicen a la nueva ley de los republicanos, fue conjurada en secreto por unos cuantos senadores republicanos. Su propósito: eliminar la ley asequible de salud firmada por el presidente Obama en el 2010 que le dio la oportunidad a más de 10 millones de latinos de comprar seguro médico, muchos por primera vez.

Cuando los demócratas estuvieron a cargo de ambas cámaras del congreso y de la presidencia, ellos tuvieron la espina para hacer algo no imaginable, reformar el sistema de salud del país. A pesar de haber tenido meses de foros y audiencias públicas, y 25 días en el Congreso para discutir la ley, ofrecer e implementar enmiendas, y luego votar, los republicanos acusaron a los demócratas de lo mismo que ellos están haciendo.

Si lo comparamos con la ley que aprobaron los demócratas, los republicanos publicaron la legislación apenas el jueves 22, sin contribuciones de los demócratas. En vez de 25 días, los senadores y el país tendrán poco tiempo para debatir y discutir esta ley. Cuando se trata de un sexto de la economía estadounidense, los republicanos están jugando con fuego al querer hacer esto tan rápido.

Varios senadores republicanos y muchos demócratas se quejaron fuertemente que esto fue hecho a escondidas.  El senador republicano de Wisconsin, Ron Johnson dijo que no va a tener suficiente tiempo para poder evaluar el plan de ley como tiene que ser, mientras que otros se burlaban de la situación como el senador Lindsey Graham, quien dijo que “ya sabremos mañana si es niño o niña”.

Estos no son juegos, senador Graham. Los republicanos están jugando con la salud de sus constituyentes y les va a costar bien caro. En la nueva ley existen cortes enormes a los programas de Medicare y Medicaid, los que ayudan a personas de bajos recursos y ancianos a conseguir cuidado asequible. También corta impuestos a las compañías de seguros y a los más acaudalados para que continúen haciendo dinero a costa de los estadounidenses que más necesitan cuidado de salud.

¿Es esta la forma como Donald Trump piensa hacer a América grandiosa de nuevo? ¿Cómo es posible que los republicanos están dispuestos a dejar que la gente se muera o se endeude, en muchos casos, por medicinas o cuidados básicos para vivir una vida saludable?

No se sabe todavía si los republicanos tienen los votos para poder aprobar esta ley. El futuro del sistema de salud está en manos de los republicanos más moderados que entienden el sufrimiento de sus constituyentes por los altos precios del seguro médico.

Amigos, a pesar de lo que está pasando en el país, esto sigue siendo una democracia y los líderes del país tienen que respondernos a nosotros. Por favor, si llamas al (202) 224-3121 y pides que te conecten a tu representante, puedes expresar tus opiniones y decirle a los republicanos que basta ya de jugar con la salud del pueblo.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *