Puntos de Vista

Entre la desesperación y la estrategia de dividir

Cada vez que el candidato republicano para presidente Donald Trump abre la boca es normalmente para decir algo terrible sobre alguien o para insultar a grupos enteros de votantes. Creo que se está dando cuenta de que esa estrategia no está funcionando. Esto se puede notar en el promedio de las más recientes encuestas donde Hillary Clinton le está ganando por más o menos 6 puntos, 44.7% a 38.7% entre votantes de todo el país.

En su desesperación Trump decidió llevar su mensaje de división, odio, y racismo a las comunidades afroamericanas del país, dando un discurso en el estado de Wisconsin en el cual Hillary Clinton le está ganando por 15 puntos. De todos los lugares que Trump pudo haber elegido para dar este tipo de discurso, escogió el condado de Washington en las afueras de Milwakee, el cual contiene una población que es 1.2% afroamericana según el censo, para hablar de los problemas de los afroamericanos. Es insólito.

A Trump se le está haciendo casi imposible conseguir el apoyo de comunidades minoritarias. Entre los afroamericanos, Donald Trump apenas tiene el apoyo del 1% de esa comunidad y si piensa que con este discurso eso cambiará ¡está muy equivocado! En el discurso, Trump invitó a la comunidad afroamericana a que se uniera a él para un futuro “diferente y mejor” acusando a los Demócratas de haber traicionado a esta comunidad.

Trump tomó la oportunidad para hacer un llamado a reclutar más policías, idea que no tiene apoyo dentro de la comunidad ya que prefieren esos fondos para crear programas de educación y entrenamiento de trabajos, que ayudan a la comunidad a salir adelante. También habló de la necesidad de proteger a los policías pero nada de proteger a los que son asesinados, a veces, por esos mismos policías.

Como es de costumbre, Donald Trump tomó el chance para atacar a los inmigrantes, exclamando que los mismos están quitándoles trabajos a los afroamericanos y atacando a sus comunidades. Todo esto en un esfuerzo de dividir, por temor a las comunidades de color que hoy en día están más unidas que nunca en la lucha contra Trump.

No podemos olvidar cómo Trump empezó su campaña, insultando a mexicanos como violadores y narcotraficantes prometiendo construir una pared gigante en la frontera del sur. También ha expresado sus tácticas draconianas cuando se trata de combatir el terrorismo, que incluyen una gran cantidad de violaciones de derechos constitucionales.

Esta semana, aparte de su mal intento de llegarle a la comunidad afroamericana, Trump también reveló su plan de “exámenes exhaustivos” para aquellos que quieran entrar al país, al mismo tiempo que cierra la entrada a todo musulmán. Como siempre sin detalles, aunque si prometió que combatiría el terrorismo “cruelmente si es necesario”.

¿Es ese el país en el que queremos vivir? Este tipo de estrategias han sido usadas contra judíos, latinos, afroamericanos, japoneses y nativo-estadounidenses a través de la historia con el propósito de oprimir a las minorías. Éste no es el país que queremos construir.

Amigos, hay que inscribirse y salir a votar. Estas elecciones son muy importantes. Tenemos dos opciones: fe en un futuro mejor con Hillary Clinton, o lo que pareciera una dictadura a las manos de un niño mal-criado. El futuro está en nuestras manos.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *