Puntos de Vista

Debate demócrata y votación en Nueva Hampshire

Esta semana, los votantes tuvieron nuevamente el placer de observar la forma digna de tener un debate serio sobre temas que afectan la vida cotidiana de los americanos. Los precandidatos del Partido Demócrata, Hillary Clinton y Bernie Sanders, debatieron en el estado de New Hampshire, que es el próximo estado en dirigirse a las urnas para dar su voz a conocer en el proceso de la primarias presidenciales. Ambos candidatos contestaron preguntas de la audiencia durante las asambleas políticas, tocando temas como la economía, reforma migratoria, justicia racial y económica, seguro médico y la política hacia el exterior, entre otros.

Es imposible no notar la diferencia entre los debates de los demócratas y los de los republicanos. Mientras unos están fijados en conseguir soluciones para los problemas del país, los otros no hacen otra cosa que demonizar e insultar a comunidades de color, inmigrantes, musulmanes, y básicamente a cualquier persona que esté en contra de su agenda represiva y anticuada.

El senador Sanders, preferido entre los jóvenes del partido, habló sobre su visión económica para el país, que incluye seguro médico estilo Medicare para todos, educación universitaria gratuita y justicia racial y económica. Uno de los votantes de la asamblea expresó su preocupación por la candidatura del senador socialista de Vermont, ya que él ha confirmado que subiría los impuestos a la clase media para poder pagar por sus programas sociales, a lo cual el senador respondió que no hay nada por qué preocuparse ya que todo se balanceará por sí mismo cuando las reformas entren en efecto. El senador se defendió ante las críticas de que su candidatura no llegará lejos por ser socialista diciendo que sí puede ganar con tal de que los demócratas salgan a votar en noviembre.

Defendiendo su récord como luchadora de todos los estadounidenses, Hillary Clinton está plantada como la más realista entre los candidatos restantes. Tras señalar que el senador Sanders quiere reemplazar la ley de Obamacare y “empezar desde cero”, la ex secretaria de Estado defendió la ley como uno de los grandes logros de los demócratas y que en vez de empezar desde cero, ella quiere continuar el progreso empezado bajo la administración del presidente Obama. Entre sus propuestas para mejorar la clase media, Hillary está dedicada a asegurarse de que el seguro médico y la educación asequible sean una realidad para todos los americanos. También señaló su frustración con las actividades criminales de ejecutivos en Wall Street, algo en común con el senador Sanders a pesar de que ella quiere ir más allá de Wall Street e investigar a ejecutivos de todos los sectores financieros y corporativos, incluyendo al sector farmacéutico.

A pesar de que ambos candidatos son parecidos en muchas de sus propuestas, existen diferencias que no pueden ser negadas. Por ejemplo, Hillary ha estado del lado de los latinos desde que empezó a registrar votantes latinos en el 1970, antes de que estuvieran de moda, y siempre ha estado del lado de mejorar las vidas de los latinos. En contraste, al tener la oportunidad de votar y abogar por una reforma migratoria en el Senado de Estados Unidos, Bernie Sanders votó en contra de nuestra comunidad al votar en contra de la reforma migratoria del 2006.

Ya los candidatos han planteado sus visiones para el partido y el país, ahora nos toca a nosotros elegir.  Y los más importante para todos los hispanos es ir a inscribirse y participar en las elecciones.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *