Puntos de Vista

De vacaciones para no debatir el tema de las armas

Se acabó el tiempo de buenos pensamientos y oraciones después de cada tiroteo que sucede en este país. Esta semana, los demócratas en el Senado se unieron en una protesta para forzar a los republicanos a un voto para impedir que personas investigadas por terrorismo obtengan armas letales. Lo mismo sucedió en la Cámara de Representantes, cuando miembros del Congreso, todos demócratas, tomaron el piso de la cámara y en protesta pacífica se sentaron hasta que los republicanos pongan la propuesta de ley al voto.

Lo que piden los demócratas es un simple voto a una ley que tiene el apoyo del 90 por ciento de los estadounidenses. Lamentablemente, ya que ambas cámaras del congreso son controladas por republicanos y ya que todos los republicanos son comprados por la Asociación Nacional del Rifle (NRA), están dispuestos a dejar que los terroristas obtengan armas, todo en nombre de no hacerle daño a la Segunda Enmienda que da el derecho a las armas. Pues ya basta. Este derecho no es absoluto.

Después de la masacre en Orlando, en la cual un musulmán-estadounidense asesinó a 49 personas a sangre fría dentro de una discoteca, el victimario, que ya había sido investigado por el FBI por conexiones al terrorismo, utilizó un rifle semiautomático parecido al AR-15 que fue utilizado en las masacres en Aurora, Charleston y Sandy Hook.  A pesar de tener antecedentes y conexiones con terroristas en Siria, esta persona no tuvo ningún problema para ir a su tienda local de venta de pistolas y comprar esa arma letal sin tener que ser sometido a una verificación de antecedentes.

¿Cómo es posible que en un país en el cual tienes que mostrar carnet de identidad para comprar jarabe para la tos o una medicina para la alergia no lo tengas que hacer cuando se trata de comprar un arma que dispara 49 balas por minuto?, ¿pa’ qué?  La ley presentada no tiene nada que ver con quitarles el derecho constitucional a dueños de armas responsables, su propósito es mantener esas armas fuera de las manos de terroristas nacionales adoctrinados y radicalizados por extremistas religiosos, no importa qué religión.

El Partido Republicano es conocido por su tenacidad al querer restringir los derechos reproductivos de las mujeres con la excusa de salvar vidas inocentes, pero cuando se trata de hacer lo mismo con las armas de fuego, su hipocresía y descaro es inexcusable. Con sus libros religiosos en una mano, y una pistola en la otra, los republicanos deben tener cuidado.  Muchos pensarán que son más parecidos a los terroristas Islámicos de lo que ellos pretenden ser.

Se niegan a tomar acción en esta crisis que está matando a casi 13 mil personas anuales. La administración del presidente Obama está haciendo todo lo posible para salvar vidas y el pueblo americano está listo para tomar acción y prevenir el próximo ataque terrorista; ideas que, hasta ahora, los republicanos se niegan a adoptar.

En el momento que este artículo fue escrito, los demócratas siguen luchando en protesta dentro de la Cámara de Representantes por una reforma lógica que salve vidas mientras que los republicanos apagaron las cámaras y se fueron de vacaciones hasta el 5 de julio.

A partir de este momento los republicanos tienen sangre en sus manos y eso ya no puede ser negado. Es hora de salir a votar por los demócratas en noviembre y mandar a los republicanos a unas vacaciones permanentes.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *