Puntos de Vista

Casi definidos los candidatos para la elección general de noviembre

Esta semana, los votantes del estado de Nueva York fueron a las urnas para hacer conocer su voz. A medida que se acercaba la fecha de votación, los candidatos restantes hicieron todo lo posible para hacer llegar su mensaje a los votantes de ese estado tan importante para aquel que quiera ser nominado a la presidencia del país por su partido. Al final, Hillary Clinton y Donald Trump consiguieron la victoria de parte de sus partidos con márgenes muy cómodos, a pesar de dejarlo todo en el campo de batalla.

Por el lado de los republicanos, Donald Trump salió victorioso con el 60% de los votantes. Con esta victoria, Donald Trump ganó 89 delegados y de esta forma consolidó aún más su puesto como el próximo candidato del Partido Republicano. El gobernador del estado de Ohio, John Kasich, llegó en segundo lugar con 25% de la votación, acumulando nada más que 4 de los 95 delegados que otorga el Partido Republicano de Nueva York.

El senador Ted Cruz obtuvo el 14% del voto a pesar de haber sido impulsado por sus victorias en estados más conservadores. Muchos dentro del Partido Republicano están haciendo todo lo posible para que Trump no gane la nominación. A pesar de esto, muchos tampoco quieren a Ted Cruz, ya que sería igual de peligroso tener a cualquiera de los dos como presidente. Ambos candidatos, Ted Cruz y Donald Trump, están compitiendo para ver quién puede ser más intolerante o cuál de los dos puede oprimir a más minorías. Menos mal que tenemos a los demócratas que nos dan esperanza para un mejor futuro.

Por su lado, los demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders tuvieron un fuerte enfrentamiento electoral después de tener un debate muy bueno la semana pasada. Bernie Sanders asombró a muchos con la asistencia masiva a sus asambleas, que incluso rompieron el record de las que tuvo el presidente Obama. A pesar de correr una tremenda campaña, el senador de Vermont no pudo ganarle a la exsenadora de ese estado. Hillary Clinton ganó el 58% de los votantes demócratas de este estado acumulando 175 delegados y poniendo al senador Sanders en una situación muy difícil ya que la matemática para llegar a los 2,383 delegados –lo necesario para
ganar la nominación-, se le hace aún más difícil.

Entre los votantes de Nueva York y según las encuestas de salida, el 64% de los Latinos en ese estado votaron por Hillary Clinton. De igual forma, el 75% de los afro-americanos votaron por la exsecretaria de Estado junto con el 63% de las mujeres que también prefirieron a Hillary Clinton. Por su parte, el senador Bernie Sanders ganó el 65% de los votantes entre las edades 18-29 años, señalando una división generacional en el partido.

A medida que se termina la temporada de primarias y entramos en las elecciones generales después de las convenciones de ambos partidos, tenemos que tomar muy en serio esa división generacional. Cuando los demócratas se reúnan en Filadelfia para nominar al próximo candidato, tenemos que estar unidos si queremos ganarle a Donald Trump y a los republicanos.

Estas elecciones son importantísimas y a pesar de haber diferencias ideológicas entre los demócratas tenemos la misma meta en mente, un mejor futuro.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *