Puntos de Vista

Ahora exijan a sus legisladores que protejan a los DREAMers

Por: María Cardona

 

El pasado miércoles, los demócratas anunciaron, después de reunirse con el presidente Donald Trump, que habían llegado a un acuerdo para proteger a los más de 880,000 jóvenes que fueron traídos al país sin culpa propia. Buenas noticias a medida que empezamos a celebrar el Mes de la Herencia Hispana, pero aún se mantiene el suspenso entre los jóvenes que lo único que quieren es aportar al único país que han conocido.

Sabemos que Trump debe estar sintiendo presión por parte de sus partidarios, muchos de los cuales son antiinmigrantes, para que deporte a los DREAMers, como se les conoce, pero la presión de la gente que quiere que se queden es aún más grande. El presidente ha señalado a través de su cuenta de Twitter que el congreso debe encontrar un remedio legislativo y aliviar el estado legal de estos jóvenes, porque, según dice, “¿Habrá alguien que quiera deportar a estos buenos jóvenes que tienen trabajos y que sirven como militares?”.

De acuerdo a los reportes de la cena entre los líderes demócratas y el presidente Trump, ambas partes llegaron al acuerdo de proteger a los DREAMers a cambio de más fondos para proteger la frontera sin incluir dinero para construir el muro fronterizo de Trump. El debate sobre quién pagará por ese muro será discutido en otra ocasión aunque el presidente insiste en que tiene que ser pronto.

Ya es la segunda vez en una semana que Trump consigue llegar a un acuerdo con los demócratas, abogando por las prioridades que le interesan a nuestro país. Estos acuerdos entre los demócratas y el presidente es algo que tiene a los republicanos y a su liderazgo sorprendidos, pero lo que no pueden negar es la presión popular.

La mayoría de los estadounidenses, un 73%, está de acuerdo con un arreglo para los DREAMers que pueden ser sometidos a deportación dentro de seis meses cuando el programa de DACA llegue a su fin. No nos olvidemos de que Trump tuvo la oportunidad de ser proactivo y mantener DACA pero pasó la decisión al Congreso.

A pesar de estar pasando un mal rato por todo esto, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, tampoco puede negar las encuestas. Los congresistas republicanos están sintiendo la presión de sus votantes con respecto a este tema y se nota en la forma en que se expresan sobre un segmento de la población que han repudiado hasta hace poco.

Los votantes estadounidenses son inteligentes y saben que el 99% de las personas inscritas en el programa DACA tienen trabajo, están en las fuerzas armadas o son estudiantes. Estos jóvenes aportan a la vida cotidiana de nuestras comunidades y sabemos que son nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestros compatriotas y nuestro futuro.

Amigos, todavía queda mucho por hacer. Esto es solo el comienzo. Los políticos en Washington tienen que seguir escuchando la opinión popular y saber que la xenofobia, la intolerancia y el racismo son la minoría en este país. Llamen a sus legisladores y exíjanlos que protejan a los DREAMers.

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *