Puntos de Vista
ThinkstockPhotos-122562322

Aboguemos por más inclusión

Por: María Cardona

La elección de Donald Trump le ha dado rienda abierta a comentarios racistas por parte de funcionarios del gobierno que están en contra de la diversidad grandiosa de este país. Me refiero a los comentarios del representante republicano Steve King, de Iowa, quien se metió en problemas esta semana por hacer comentarios ofensivos en su cuenta de Twitter.

Halagando a Geert Wilders, un político holandés antimusulmán y racista, Steve King exclamó que “Wilders entiende que la cultura y la demografía son nuestro destino. No podemos restaurar nuestra civilización con los bebés de otros”. ¿Qué habrá querido decir?  Creo que todos lo sabemos.

Pero en vez de disculparse, King se aferró a su punto al exclamar que “quise decir exactamente lo que dije” y añadir que “si vas por la historia, en unas cuantas generaciones o quizás siglos con los matrimonios mixtos, me gustaría ver una América que sea tan homogénea que nos parezcamos todos iguales”.

Estos comentarios atrajeron críticas de todas partes del país, incluyendo miembros de su propio partido. Los congresistas republicanos Ileana Ros-Lehtinen y Carlos Curbelo tomaron sus cuentas de Twitter para condenar y cuestionar los comentarios de su colega.

Como ya se pueden imaginar, esta no es la primera vez que el representante King hace comentarios racistas. En el 2012, King comparó el escoger a los mejores inmigrantes con “escoger los mejores perros de caza dentro de una camada de cachorros”. También ha cuestionado el aporte de “subgrupos demográficos” a la cultura y el avance mundial.

La obsesión de este congresista con una demografía anglosajona también estuvo en pleno despliegue al acusar al presidente Obama de dejar entrar a más inmigrantes para cambiar la demografía del país de manera que favorezca a los demócratas. Su miedo a perder poder por culpa de la diversidad es entendible ya que según otro senador republicano, ese partido no está generando suficientes votantes blancos y bravos para seguir en pie.

Sabemos que la diversidad e inclusión es una de nuestras características más poderosas como país. La mezcla de ideas con culturas de todos los rincones del mundo es lo que hace que este país sea grandioso. Si la visión de este congresista se hiciese realidad, muchas de las grandes corporaciones de este país no existieran ya que lo inmigrantes aportan gran cantidad de dinero a la economía creando negocios, todo lo contrario a como nos ve Steve King.

Pero, ¿qué se puede esperar de Steve King si tenemos un presidente como Trump? El mismo que empezó su campaña atacando a mexicanos inmigrantes. El mismo que prometió, ya sabemos, inconstitucionalmente, la prohibición de entrada a musulmanes al país.

Este tipo de retórica xenófoba, draconiana y racista no funcionará. Los estadounidenses saben que la cultura estadounidense es un crisol de mezclas que hacen una fuerte unión. Si el presidente Trump de verdad quisiera “hacer una mejor América” debe empezar por criticar y condenar a personas como Steve King, que quieren todo lo contrario.

Amigos, no dejemos que este tipo de comentarios racistas se normalice en nuestras comunidades. En la democracia, el pueblo es la primera línea de defensa en contra de la corrupción y la opresión. Debemos resistir fuertemente cuando es necesario y abogar por más inclusión hasta que la igualdad y la justicia prevalezcan en todo rincón de país.

 

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *