Puntos de Vista

A votar en Virginia y Nueva Jersey el 7 de noviembre

Por: María Cardona

 

¡Ya es tiempo de hablar sobre las elecciones amigos!  Especialmente los que viven en el área metropolitana de Washington DC y en la costa noreste del país.  Este año hay elecciones muy importantes  en Virginia y en Nueva Jersey. En ambos lugares se decidirá quién será el siguiente gobernador así como otros cargos importantes para las decisiones que se toman diariamente y que afectan las vidas de nuestras familias.

Nueva Jersey parece tener un claro y merecido cambio cercano, luego de una desastrosa administración por parte del republicano Chris Christie. En Virginia el escenario es diferente. Los demócratas tienen la gobernación, pero no la asamblea legislativa, por lo que se trata de mantener la primera para frenar los intentos republicanos de imponer su agenda draconiana.

Los dos candidatos a gobernador en Virginia no pudieron ser más diferentes. Por un lado, tenemos al médico pediatra Ralph Northam, quien desea continuar la gestión actual –en la que se desempeña como vicegobernador-; y por el lado republicano está Ed Gillespie, un consultor y cabildero de Washington, que quiere llevar a Virginia su agenda de odio y división.

Northam tiene una carrera médica y de servicio público en Virginia, lugar donde nació y donde ha trabajado su profesión médica luego de servir en el ejército. Gillespie nació fuera de Virginia, trabajó con la administración de George W. Bush y ha dedicado sus servicios profesionales para representar los intereses de sus clientes, que no necesariamente son los mismos de las personas que ahora quiere representar como gobernador de Virginia.

Sin duda los resultados de las elecciones presidenciales de 2016 dejaron en claro que en Virginia cada voto cuenta. Su condición de estado “columpio” –que a veces vota Demócrata y a veces Republicano- lo hace especialmente importante porque una muy pequeña diferencia de votos puede determinar el ganador y el futuro del estado. Todo esto se suma al hecho que estamos en un año atípico en cuanto a lo electoral, ya que las personas votan mayormente cada 4 años cuando se elige al presidente, o cada 2 en las elecciones de medio término. Estas elecciones normalmente tienen menor participación ciudadana, aunque no debería ser así porque sus resultados pueden ser determinantes para los habitantes de Virginia.

Las elecciones de este año pueden ser también un indicativo para lo que tenemos por delante en el 2018.  Si los demócratas conquistan Nueva Jersey y mantienen la gobernación de Virginia, y además logran reducir la mayoría demócrata en la asamblea legislativa de la mancomunidad, se sumarán al impulso de los resultados obtenidos en elecciones especiales locales en diferentes estados conservadores, que han demostrado la erosión en la base republicana junto a un aumento en el entusiasmo demócrata.

Las elecciones de este año son especialmente importantes para la comunidad porque en ambos estados hay una población creciente de hispanos, quienes a pesar de lo que señalen quienes nos ven con malos ojos, somos el motor de la economía, los maestros de millones de niños, los que responden a las emergencias y los que cuidamos a los enfermos.

También podemos hacer historia ya que, en el caso de Virginia, hay un solo hispano en la asamblea legislativa que busca su reelección y por primera vez hay dos candidatas latinas que pudieran ser las primeras en ganar una elección a este cargo. Así que, si vives en Nueva Jersey o en Virginia hay que votar este 7 de noviembre.  ¡Adelante mi gente!

 COMPARTIR:
MÁS PUBLICACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *