En Alabama, el nuevo bunker de Toyota y Mazda

En Alabama, el  nuevo bunker de  Toyota y Mazda

Kim Chandler y Tom Krisher

Alabama avanzó en su campaña para convertirse en un núcleo de la industria automotriz en el sur de Estados Unidos al iniciarse los primeros trabajos de una codiciada fábrica conjunta de los grandes fabricantes japoneses Toyota y Mazda, un proyecto de 1.600 millones de dólares que llegará a emplear a 4.000 personas.

La nueva planta se levantará en Huntsville, Alabama –que ya es un núcleo de la pujante industria aeroespacial de la región- y producirá 300.000 vehículos al año, entre el auto compacto Toyota Corolla y una nueva camioneta deportiva pequeña de Mazda. Se espera que la producción comience en 2021.

“Este es sin duda un gran día en Alabama”, dijo animada la gobernadora republicana Kay Ellen Ivey, rodeada de directivos de la empresa, en una reciente rueda de prensa en la capital del estado, Montgomery.

Masamichi Kogai, presidente y director ejecutivo de Mazda Motor Corporation, y Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation, se unieron a la gobernadora Ivey y al alcalde Battle para hacer el anuncio.

El estado de Alabama ofreció un paquete de incentivos por valor de más de 379 millones de dólares para atraer a la planta.

Toyota y Mazda se sumarán a Mercedes, Honda y Hyundai, que ya tienen plantas de ensamblaje en Alabama.

El presidente Donald Trump había sido uno de los primeros en felicitar al estado en Twitter con un mensaje el miércoles 10 de enero por la noche.

“Buenas noticias: Toyota y Mazda anuncian una nueva planta gigante en Huntsville, Alabama, que producirá unos 300.000 autos y camionetas al año y empleará a 4.000 personas. Las empresas están volviendo a Estados Unidos a lo grande. ¡Felicidades, Alabama!”, escribió Trump en esa ocasión.

Todo por igual

La gobernadora Ivey y el alcalde de Huntsville, Tommy Battle, junto con los líderes de Mazda y Toyota explicaron que la producción de la nueva planta estará dividida equitativamente entre dos líneas, para que cada compañía produzca el modelo crossover de Mazda que se lanzará al mercado norteamericano y el Toyota Corolla.

La empresa conjunta representa una inversión de $1,600 millones que Mazda y Toyota planean hacer con contribuciones de fondos por igual.

El sitio de la nueva fábrica es en Huntsville, situado aproximadamente a 14 millas de la planta de motores de Toyota en Alabama (Toyota Motor Manufacturing, Alabama, Inc.).

“La asociación entre Mazda y Toyota ampliará la fabricación innovadora de automóviles en Alabama”, declaró la gobernadora Ivey.

“Su decisión de ubicar esta nueva fábrica en Huntsville –añadió-, es un testimonio del talento de la fuerza laboral en nuestro estado. Estamos orgullosos de que esta asociación ponga a Alabama en la vanguardia de la tecnología en esta dinámica industria mundial”.

Tommy Battle, alcalde de Huntsville afirmó emocionado que “con este anuncio, nuestro mundo cambia de la noche a la mañana”.

“Mazda y Toyota, dos de los fabricantes de automóviles más innovadores del mundo, han creado un proyecto histórico que generará empleos por muchas décadas en Huntsville y Alabama”.

EL DATO

Hay aproximadamente 57,000 empleos dedicados a la fabricación de automóviles en Alabama, con varias empresas automotrices y unos 150 suministradores de la industria en el estado.

 

    •  COMPARTIR:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*