A revisión normas para uso eficiente de combustibles

A revisión normas  para uso eficiente  de combustibles

Jill Colvin
Ypsilanti, Michigan / AP

El presidente Donald Trump anunció que su gobierno volverá a evaluar las normas vigentes sobre el uso eficiente de combustibles en autos y camiones, lo que revierte estándares ambientales que su predecesor Barack Obama había adoptado y que, según Trump, están sofocando el crecimiento económico.

El mandatario reveló su plan durante un discurso en un centro de pruebas automotrices cerca de Detroit, tras conversar sobre el tema durante una mesa redonda del American Center for Mobility (Centro Estadounidense para la Movilidad), con ejecutivos y trabajadores de la industria automotriz.

“Esto va a ser una nueva era para los empleos estadounidenses y la creación de puestos de trabajo”, sostuvo el presidente.

Durante el gobierno de Obama, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) promulgó una ley que requiere que una amplia gama de autos y camionetas rindan un promedio de 36 millas por galón bajo condiciones regulares para el 2025.

Se prevé que el anuncio de Trump, que si bien no tiene efecto inmediato, establezca la pauta para que se creen estándares de eficiencia más relajados o menos exigentes en el consumo de combustible, y dé pie a pleitos legales con organizaciones ambientales y estados como California, que tienen sus propios estándares de emisión de contaminantes para los conductores.

“Estos estándares son costosos para los fabricantes de autos y la gente estadounidense”, indicó el administrador de la EPA, Scott Pruitt, quien prometió una “revisión integral” que “ayudará a que nos aseguremos que este programa sea bueno para los consumidores y bueno para el medio ambiente”.

La decisión de reabrir la revisión requiere que la EPA determine, a más tardar en abril del 2018, si es que los estándares establecidos para el periodo 2022-2025 son apropiados o no. Si la agencia determina que no son apropiados, presentará una nueva propuesta el próximo año.

La Alianza de Fabricantes de Automóviles, que representa una docena de las mayores automotrices, incluidas General Motors, Ford, Fiat Chrysler y Toyota, elogió la decisión de Trump. Destacó que el presidente está creando una oportunidad para funcionarios federales y estatales con el fin de que “lleguen a un resultado coordinado y bien razonado basado en la información mejor y más reciente”.

Organizaciones ambientales señalaron que Trump y su equipo tienen la intención de relajar los niveles de kilometraje por cada litro de gasolina establecidos por Obama.

“Si ellos tienen éxito, pagaremos más por la gasolina, dependeremos más del petróleo de países malos, aumentará el déficit comercial y contaminaremos la atmósfera de nuestros hijos”, indicó Dan Becker, director de la Campaña Clima Seguro.

    •  COMPARTIR:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*