A probar un auto nuevo… sin el auto

A probar un auto  nuevo… sin el auto

Javier Mota / Autoproyecto.com

La Realidad Virtual Ford es un proceso de diseño de vehículos que la compañía ya ha comenzado a explorar y eventualmente llevar la misma tecnología para cambiar la experiencia de compra de un auto nuevo.

Según los expertos de prácticamente todas las industrias, la llegada de la tecnología de realidad virtual cambiará de manera fundamental la manera en la que vivimos, durante las próximas décadas:

Los pacientes se someterán a tratamientos de realidad virtual y los consumidores entrarán en el mundo de los productos o servicios en los que están interesados, permitiendo una nueva dimensión a la idea de la prueba de producto.

“Esto es un auténtico lienzo en blanco. Es fácil imaginar que alguien que quiere comprar una SUV podría experimentar un recorrido por las dunas de un desierto sin abandonar la comodidad de su hogar”, explicó Jeffrey Nowak, jefe de Experiencia Digital Global de Ford Motor Company.

“Igualmente, si usted quiere adquirir un modelo urbano, podría estar tranquilamente en su casa en pijama probando un coche en la hora punta de llevar a los niños a la escuela… justo después de haberles acostado”, continuó.

Hacia el futuro

Los compradores online ya pueden probar productos como gafas o ropa antes de comprarlos, o incluso cómo quedaría un coche nuevo aparcado en la puerta de su casa. Pero, según Sheryl Connelly, gerente de Tendencias Globales y de Futuro de Ford, pueden acabar viéndose sobrepasados por una excesiva capacidad de elección.

“Con Internet, los consumidores se enfrentan a abundantes opciones entre las que elegir, lo que afecta su actitud hacia el compromiso”, aseguró Connelly. “Los productos y servicios se están adaptando para ajustarse a una ‘sociedad de la muestra’ que prioriza probar por encima de comprar”, añadió.

El mayor desencadenante de ventas de vehículos, después de los factores relativos al precio de compra, es “puramente emocional” y el Test Drive del vehículo puede ser una “primera cita” crucial para el comprador y su posible próximo auto.

Al permitir a los usuarios probar diferentes modelos en un lugar y momento que les venga bien –y durante todo el tiempo que quieran- la realidad virtual permitiría también que los usuarios tengan una idea mucho más clara del auto que quieren, antes incluso de pisar un concesionario. Hasta podría permitir a los usuarios experimentar el olor a coche nuevo de su vehículo favorito.

Ford está explorando actualmente el potencial de diversas tecnologías de realidad virtual y aumentada para desplegar hologramas digitales en entornos reales que podrían permitir a lo largo de la próxima década que la gente interactúe con todos los aspectos de un producto según sus necesidades.

“Prevemos que un día el usuario podría identificar el modelo en el que está interesado, desde el color exterior al acabado exacto del interior, y el tiempo y lugar que les gustaría simular. Ese escenario podría ser recreado a la medida”, indicó Nowak. “Realmente no hay límite a la cantidad de detalle. Las posibilidades son ilimitadas”.

En el diseño

Unas instalaciones de última generación dentro del estudio de diseño de la compañía en Colonia, Alemania, permiten a los diseñadores experimentar un vehículo de manera completa sin la necesidad de un prototipo físico. Esto hace posible que perfeccionen el aspecto de los materiales de alta calidad y de los acabados de manera más rápida y eficiente.

Para el nuevo Ford Fiesta, los diseñadores pudieron probar y confirmar la ubicación de los controles del vehículo, la distribución del panel de instrumentos y la posición de los asientos.

“La gente decide en tres minutos si les gusta o no un producto, y ocurre lo mismo con los autos”, aseveró Amko Leenarts, jefe de Diseño Interior Global.

    •  COMPARTIR:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*